Video Dolly Devia Spa

video corporativo

bono para pag web

Dolly Devia Recomienda

dolly devia recomienda

Publicidad

publici

Corporativo

catalogo dolly

 

 


Cuidados para el Cuello y el Escote

linea
bienestarmama

La piel del cuello y el escote es uno de los principales reflejos de nuestra edad, la exposición al sol y otros factores ambientales, pueden deteriorar las células haciendo que la piel luzca reseca y deshidratada. Esta parte de nuestro cuerpo es tan sensitiva como la del rostro, y es posible que aparezcan manchas y pecas producidas por el sol, causando con el paso del tiempo, flacidez daños permanentes si no se tiene el cuidado adecuado.
 

••• TIPS PARA CUIDAR EL CUELLO Y EL ESCOTE

 

La limpieza de estas áreas del cuerpo generalmente se hace durante el baño pero hay que evitar el uso de jabones que resequen, ya sea porque tienen mucho olor, color o son muy fuertes.Es aconsejable que las mujeres y hombres se hagan mascarillas una vez por mes en estas áreas del cuerpo ya que esto ayuda a humectar y a exfoliar, pero OJO, estos cuidados deben hacerse con atención utilizando productos adecuados para estas zonas para que no vayan a aparecer manchas o imperfecciones.
Es aconsejable que consultes primero a tu dermatólogo, para prevenir reacciones no favorables, pero en todo caso si es indicado que tengas un cuidado personal para estas partes del cuerpo que a veces descuidamos.

 

•••  Humectantes para el cuello y escote

Para humectar esta área puedes usar la crema de cuerpo o extender la que usas para el rostro. Asegúrate de limpiar la piel antes de aplicar humectantes por las noches. Puedes limpiarla usado algodones o una toalla mojada.

No es necesario usar cremas especiales pero si quieres combatir manchas o flacidez puedes usar una crema de las del rostro, que contenga retinol o ácido glicólico antes de acostarte. Otra opción es usar aceites naturales como aceite de almendra, o aceite de naranja.

 

••• Tratamientos especiales para el cuello y escote

Puedes hacer estos tratamientos una vez por semana o una sola vez al mes.

• Limpieza
Usa un tónico o crema limpiadora y limpia con gasa. Aplica la limpiadora o tónico con movimientos rotativos suaves.

• Humectante
Aplica una crema humectante o aceite natural.

• Compresas (hechas con gasas o toallas)
Cuando se usan aceites se puede usar una compresa templada para que estos se absorban bien.